Niveles de DHA y EPA bajos, un poderoso factor de riesgo para el parto prematuro: datos daneses

Un nuevo estudio sugiere que las mujeres embarazadas con niveles plasmáticos bajos de ácidos grasos omega-3 en su primer y segundo trimestre podrían tener un riesgo significativamente mayor de tener un parto prematuro. Los datos publicados en EbioMedicine (revista biomédica de acceso abierto, publicada por The Lancet) sugieren que la baja concentración sanguínea de ciertos…