¿Podría una mejor ingesta de omega 3 de las madres influir en el peso e intestinos saludables de sus bebés?

Según una nueva investigación con ratones, las madres que consumen niveles elevados de omega 3 de pescado azul podrían ayudar en la formación saludable de los intestinos de sus hijos así como contribuir a que mantengan un peso saludable a lo largo de los años.

El estudio publicado en Microbiome demostró que los bebés alimentados con una dieta alta en grasas ganaron menos peso si sus madres tenían un alto nivel de omega 3.

“Hemos demostrado que la dieta de la madre durante el embarazo y la lactancia puede afectar a la salud intestinal y al peso saludable de su bebé a largo plazo”-comentó uno de los autores del estudio.

“Sabemos que las bacterias intestinales son importantes para la salud general, en particular para mantener un peso saludable y la correcta salud intestinal”-añadió. “Estos resultados sugieren que si una madre consume más grasas saludables y menos grasas insalubres durante el embarazo y la lactancia, podría ayudar al crecimiento de los microbios del tipo adecuado para el intestino de su bebé y contribuir en la formación de un intestino saludable para la posterioridad”.

 

Detalles del estudio

El equipo de investigación dirigido por científicos del Centro de Investigación Ireland Research Centre APC Microbiome Ireland en Teagasc y la Universidad College Cork (Irlanda), junto con los colaboradores del Hospital General de Massachusetts/Universidad de Harvard (EE.UU.) descubrieron que la proporción de los ácidos grasos omega-3 y omega-6 de las madres también afectaban a la salud intestinal de sus bebés.

El equipo señaló que si la madre tenía más ácidos grasos omega 6 en su cuerpo durante el embarazo o la lactancia, los intestinos de su bebé eran más permeables, lo que favorecía la inflamación. Estos bebés también tenían más bacterias insalubres en sus intestinos, lo que podría haber contribuido en su ganancia de peso.

Sin embargo, si en el periodo de lactancia las madres que alimentaban a los bebés tenían una proporción de ácidos grasos omega-3 y omega-6 más saludable, sus intestinos eran más saludables y tenían más bacterias beneficiosas.

“Curiosamente, este efecto de los ácidos grasos de la madre sobre la salud intestinal de sus bebés continuó a lo largo de su vida hasta que fueron adultos”-dijeron Robertson y sus compañeros.

El equipó concluyó que su investigación proporcionaba “pruebas novedosas” de que el aumento de peso y la disfunción metabólica en la edad adulta pueden ser influenciados por el nivel de ácidos grasos maternos a través de una restructuración duradera de la microbiota intestinal.

“Estos resultados tienen implicaciones importantes para comprender la interacción entre las dietas occidentales modernas, la salud metabólica y el microbioma intestinal”, dijeron.

 

Referencias

Robertson RC, Kaliannan K, Strain CR, Ross RP, Stanton C, Kang JX. Maternal omega-3 fatty acids regulate offspring obesity through persistent modulation of gut microbiota. Microbiome. 2018 May 24;6(1):95. doi: 10.1186/s40168-018-0476-6.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.