Seguridad de los aceites esenciales: ¿Qué es la fotosensibilidad?

Con la llegada del verano y el buen tiempo son muchas las personas que salen a la calle a disfrutar de los rayos del sol.

No obstante, para los usuarios de la aromaterapia es importante recordar un concepto muy crucial: la fotosensibilidad.

Definida vagamente, la fotosensibilidad es un proceso en el que una sustancia química determinada absorbe la luz ultravioleta e inicia una reacción, normalmente en la piel.

Varios medicamentos y productos para la piel son fotosensibles y están etiquetados con precauciones para evitar la luz ultravioleta (UV) de cualquier fuente, como la luz solar o las camas de bronceado. Cuando se experimenta una reacción fotosensible, se puede ver enrojecimiento, decoloración o incluso ampollas.

En este aspecto, ciertos aceites esenciales, especialmente los aceites cítricos, pueden contener compuestos como furocumarinas, cumarinas y linalol/linalol, que son fotosensibilizadores potenciales.

Esto significa que pueden causar daños graves en la piel cuando se exponen al sol, como enrojecimiento, picazón, quemaduras, ampollas y decoloración permanente.

Algunas reacciones a la fotosensibilidad pueden no ocurrir hasta varias horas después de la aplicación. Además, la exposición repetida puede incluso provocar problemas a largo plazo como cánceres de piel de células basales y de células escamosas, o incluso cambios más malignos como el melanoma.

Por ello, es de gran importancia optar por laboratorios certificados como Pranarom y prestar atención al listado de componentes para evitar aquello que resulten fotosensibles.

Aceites esenciales fotosensibles comunes

 

  • Raíz de angélica Angelica archangelica (L.): Dosis máxima de uso 0,8%
  • Cáscara de bergamota Citrus aurantium (L.) var. Bergamia: nivel máximo de uso 0.4%
  • Cáscara de naranja amarga Citrus sinensis (Osbeck): dosis máxima de uso 1,25%
  • Semilla de comino Cuminum cyminum (L.): dosis máxima de uso 0,4%
  • Cáscara de pomelo Citrus paradisi (Macfad.): dosis máxima de uso 4%
  • Cáscara de limón Citrus limonum (Risso): dosis máxima de uso 2%
  • Cáscara de lima Citrus aurantifolia (Christm.): dosis máxima de uso 2%
  • Hoja de mandarina Citrus reticulata (Blanco)
  • Hoja de ruda Ruta graveolens (L.): dosis máxima de uso 15%

Cuando se utilicen aceites fotosensibles en la piel, es primordial evitar la exposición directa a la luz solar o a la luz ultravioleta durante un mínimo de 12 horas.

Consejos para evitar una reacción fototóxica de los aceites esenciales

 

Para evitar la fototoxicidad de los aceites esenciales lo más recomendables es limitar el uso de los que pueden resultar dañinos en verano. No obstante, también se puede optar por:

  1. Esperar aproximadamente 12 horas después de la aplicación antes de exponer la piel al sol.
  2. Utilizar ropa que cubre la zona expuesta a los aceites esenciales por completo.
  3. Leer la etiqueta completa y la lista de ingredientes de las lociones, productos para el cuidado de la piel y medicamentos tópicos; muchos productos contienen aceites fotosensibles.
  4. Si se experimenta una reacción, dejar de utilizar el producto y alejarse del sol. Luego, limpiar el área afectada con un aceite base o leche entera. Es importante recordar que, el aceite y el agua no se mezclan, por lo que usar una sustancia no polar como la leche o el aceite es la mejor manera de eliminar el aceite esencial.
  5. Usa aceites fotosensibles por la noche ayuda a reducir los riesgos asociados con la fotosensibilidad. Se pueden incluir libremente a la rutina nocturna de cuidado de la piel, gel de baño o loción corporal por la noche, baño antes de acostarse o relajante masaje de pies, cuello o espalda antes de acostarse.
  6. La mejor manera de evitar una reacción negativa es seguir las instrucciones de la etiqueta. La mayoría de los aceites fotosensibles sin diluir requieren 12 horas antes de la exposición al sol, pero algunos pueden tardar hasta 48 horas. Ten en cuenta que la cantidad que se utiliza y la dilución que se elabora también afecta al tiempo de reactividad.

Escribe un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.